Consejos para reutilizar restos de comida

Para ir bien en la cocina, no basta con saber preparar platos muy elaborados, es preciso ser mucho más creativo.

Para ir bien en la cocina, no basta con saber preparar platos muy elaborados (sabrosos y bonitos), sino también cómo reutilizar correctamente los alimentos. En este artículo, le mostraremos algunas formas de usar los alimentos sobrantes.

A menudo cocinamos más de lo que realmente comemos. Para no desperdiciar comida, es fundamental planificar bien, comer primero productos frescos y también aprender a utilizar las sobras para hacer nuevas recetas.

En este sentido, la Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios publicó un libro con recetas y consejos para dar nueva vida a los restos de comida y preparar deliciosos platos. El libro se llama, en traducción portuguesa, «Sin desperdicio: disfruta de la comida» y fue escrito por el chef Sergio Fernández.

Fernández recuerda que con toda la comida que se tira “podríamos alimentar a mucha gente que la necesita”.
Sin embargo, en Internet también es posible encontrar varias recetas para reutilizar los restos de comida.

6 consejos para aprovechar mejor tu comida

  1. Verifique los alimentos que tiene en casa y haga una lista con anticipación de lo que necesita.
  2. Planifica tu compra según menús y raciones previamente elegidos según el número de personas que vayan a comer.
  3. Obtenga alimentos frescos a granel y disfrútelos antes de que perezcan.
  4. Preste atención a las fechas de vencimiento. No consuma productos caducados para evitar problemas de intoxicación alimentaria.
  5. Preste atención a las instrucciones de almacenamiento de alimentos.
  6. Cuando vaya de compras, organice lo que va a comprar en los armarios y en el frigorífico colocando los más antiguos al frente.

Trucos para disfrutar de las sobras


· Las claras de huevo, que a menudo no usamos para hacer un pastel, que solo necesitan las yemas, se pueden hervir y agregar a la ensalada.

· ¿Qué pasa con la fruta muy madura? Antes de que se echen a perder, una solución es cortarlos y guardarlos en el congelador en recipientes pequeños. Podemos sacarlo para hacer zumos o preparar yogures naturales.

· Suele ocurrir que sobre unos pocos trozos de verdura o una hoja de verdura, e incluso un poco de verdura. Combínalos y crea un sabroso puré.

· Ese trozo de queso duro que se dejó en la nevera, lo puedes usar como queso rallado para pasta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »